Ramón Zurita Sahagún | guerrerohabla.com

De Frente y de Perfil

Políticos sabelotodo

Ramón Zurita Sahagún

Políticos sabelotodo

6,869 vistas

Agosto 14, 2016 16:33 hrs.
Periodismo ›
Ramón Zurita Sahagún › guerrerohabla.com


La improvisación en cargos públicos y el favoritismo hacia ciertos políticos es parte de la actualidad política de México, donde se privilegia la cercanía que guardan esos personajes con el presidente de la República en turno.

Cada sexenio, sin importar las siglas del partido gobernante, las improvisaciones son una constante y los funcionarios en cuestión saltan de una a otra dependencia, sin considerar si tienen la preparación suficiente para ocupar esos cargos.

Se dice que son políticos y que como tales cuentan con la preparación necesaria para actúa en consecuencia y que, finalmente, se ciñen a los proyectos y programas ya establecidos.

Las justificaciones siempre son acordes a la importancia o cercanía del sujeto en cuestión, quien sin rubor alguno salta de una a otra dependencia y se acomoda ahí hasta que es nuevamente sujeto de cambio.

Saben lo mismo o conocen de cerca los problemas financieros, petroleros, de seguridad social o pública que los deportivos, procuración de justicia, laborales, son, en síntesis, unos sabelotodo, con preparación multidisciplinaria, aunque a la siguiente administración, muchos de ellos son relegados o con las inmensas fortunas acumuladas dedican su tiempo a la reflexión, los negocios, la academia o el estudio para, ahora sí, tener las herramientas necesarias que les permitan ocupar nuevos cargos públicos a los que ya no acceden.

En esta amplia colección hay de todo, desde personajes que si consiguieron pasar de una administración a otra y que, incluso, soportaron el cambio de siglas en el gobierno federal y continúan dentro de la administración pública.

Un ejemplo de ello es José Antonio Meade, secretario de Desarrollo Social, quien tiene la marca de más secretarías en los tiempos modernos, aunque aspira a una quinta.

Meade, al que algunos ven como un fuerte prospecto del PRI a la Presidencia de la República fungió como secretario de Energía y posteriormente de Hacienda en la administración sexenal de Felipe Calderón Hinojosa y a la llegada de Enrique Peña Nieto inició como secretario de Relaciones Exteriores y en la actualidad se desenvuelve como titular de Sedesol. Algunos lo ven sentado en la silla de Bucareli, en un futuro cercano, como titular de Gobernación.

Ni siquiera Pedro Ojeda Paullada o el reye de los acomodos, Emilio Gamboa Patrón, han alcanzado el nivel de Meade.

Ojeda Paullada fue un personaje que transitó de la PGR a la secretaría del Trabajo y a Pesca en tres sexenios distintos, con un paso por la dirigencia nacional del PRI y terminó su vida política como diputado federal.

Gamboa Patrón es el amo de la sobrevivencia política, ya que desde los tiempos de Miguel de la Madrid (1982) hasta la fecha se ha mantenido en los primeros niveles de la administración pública y ahora en el Legislativo.

El hoy coordinador de los senadores del PRI emigró de la administración pública al Legislativo hace 16 años y ha sido jefe de su bancada en ambas cámaras, luego de fungir como secretario particular de un Presidente de la República. Inició el sexenio de Carlos Salinas de Gortari como director del INFONAVIT, después del IMSS, siguió con Lotería Nacional, FONATUR y culminó esa administración como secretario de Comunicaciones y Transportes.

Claro que al sexenio siguiente ya no alcanzó a ser cabeza de una dependencia, pero fue enviado como subsecretario de Gobernación y luego fue uno de los principales operadores de la fallida campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa, donde comprobó que su tiempo en el gobierno federal había terminando y optó por la comodidad de dos senadurías y una diputación federal, bajo el esquema de representación proporcional.

Claro que los priistas han sido especiales con los personajes cercanos al afecto presidencial, donde sin rubor alguno son sentados en diferentes cargos, sin importar la brevedad en los cargos que ocupen.

José Antonio González Fernández es el campeón en ese sentido, ya que acumuló tanta experiencia en los cargos públicos durante un solo sexenio que sorprendió que no fuese llamado al gobierno federal al regreso de este partido al poder.

González Fernández ni siquiera era cercano al presidente en turno (Ernesto Zedillo), sino que su apoyo venía de la secretaría particular que encabezaba Liébano Sáenz.

Con ese respaldo consiguió iniciar el último sexenio priista, antes de la transición, como diputado local (donde ni siquiera alcanzó el cargo de coordinador de su bancada). Fue movido de ahí en forma inmediata y designado procurador de Justicia del Distrito Federal (hoy inexistente).

Dejó esa función para intentar ser candidato al gobierno del Distrito Federal y en una elección interna, quedó relegado al tercer sitio, por lo que pronto fue acomodado como director del ISSSTE.

José Antonio no duró mucho en el cargo, ya que se le envió como titular a la secretaría del Trabajo, de donde fue movido, para designarlo presidente nacional del PRI y terminar el sexenio como secretario de Salud.

Ahora las preferencias están cifradas en el jefe del sector deportivo, Alfredo Castillo Cervantes, un oscuro personaje público que ganó notoriedad por su papel protagónico en los Juego Olímpicos de Brasil.

Castillo es cercano al grupo en el poder proveniente del Estado de México. Inició el sexenio como subprocurador General de la República, después pasó a fungir como Procurador Federal del Consumidor, de donde fue removido para enviarlo como Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán y más adelante ubicarlo como titular de la CONADE.

Los cambios de posición no han favorecido la imagen de Castillo Cervantes, quien ha sido cuestionado en cada una de las funciones públicas desarrolladas y se considera que su permanencia en el cargo (CONADE) es sumamente frágil, por lo que la pregunta es, dónde será enviado ahora?



Email: ramonzurita44@hotmail.com

Ver más


Políticos sabelotodo

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.